7/8/06

EL DOCTOR AUTORIDAD



¡Vámonos a la feria! El tiovivo rueda sin parar, los niños ríen ante un pequeño mono gruñón, las carpas lucen sus vestidos rayados... pero, ¿quién es ese extraño viejo de peculiares gafas y ademán huraño? Y, ¿qué inédita actuación presenta en su caseta?. Cesare, el sonámbulo. No le preguntes hasta cuando vivirás...




La historia del Dr. Caligari, creada por la locura del enfermo Francis, internado en un psiquiátrico en manos de un doctor que es el propio Caligari de sus fantasías, es la historia de la omnipotencia de una autoridad, pues Cesare, más que un criminal culpables, es la víctima inocente de Caligari, un simple instrumento, como los son los jóvenes que en la Alemania de la época de Wiene, bajo la presión del servicio militar obligatorio, eran enseñados a matar y a ser muertos. Esta crítica revolucionaria es la que se esconde en la fantasía de un loco.

Y es que el tema de la tiranía ocupa la pantalla desde el comienzo hasta el final. La superioridad de los funcionarios municipales queda simbolizada en las enormes sillas que empequeñecen a cualquier ciudadano. Las escaleras son otro ejemplo de cómo el decorado refleja el poder de la autoridad: numerosos peldaños ascienden hasta el cuartel de la policía y en el manicomio, no menos de tres tramos de escaleras marcan la posición del doctor en la cima de la jerarquía.



Al ser la fantasía de un loco, al ser el producto de una alma agitada, la película no podía presentarse de mejor forma que bajo la estética expresionista. Todo en el film está puesto en disposición para transmitir al espectador esa atmósfera, en primer lugar, irracional, irreal (no olvidemos que estamos ante las manifestaciones mentales de un trastornado) y, en segundo lugar, inquietante, desasosegada, agresiva, como concierne a una historia de misteriosos asesinatos.



Los decorados de Caligari, de inspiración teatral, muestran una ciudad onírica, repleta de formas dentadas y agudas, de techos y ventanas en diagonales imposibles, de líneas zigzagueantes que niegan las reglas de la perspectiva, toda una geometría caótica en consonancia con la desazón y la carga de violencia que contiene el film. Los decorados logran, pues, una perfecta transformación de los objetos materiales en ornamentos emocionales.



La luz (el asesinato de Alan se percibe a través de las sombras proyectadas en la pared), el tinte de la película (cada color está escogido por su capacidad expresiva), la banda sonora, los mismos títulos de la película, e incluso el maquillaje usado por los personajes, todo contribuye a configurar ese ambiente amenazante y terrorífico que caracteriza el espíritu de Caligari.



Al final del film, no podemos dejar de preguntarnos: ¿Quiénes representan realmente la normalidad?, ¿el personaje ambiguo del director y su personal tenebroso del manicomio o la multitud de locos que lo pueblan? El mundo parece vuelto del revés, no podemos fiarnos de lo establecido, todo se vuelve contradictorio. Es la expresión del desconcierto de la época en la que, superada la Primera Guerra Mundial, en el mundo se deparaba, irremisiblemente, una segunda.



Para acabar, ¿es el Dr. Caligari una premonición de Hitler?. En todo caso, Caligari usaba su poder hipnótico para imponer su voluntad a su instrumento y esta es una técnica precursora (en contenido y propósito) al manejo del alma que Hitler sería el primero en usar a gran escala.

2 Comments:

Anonymous Paco said...

Qué imágenes más tétricas y escalofriantes...!!
Nunca había visto imágenes de esta película, y me han sorprendido las caras, los decorados, y sobre todo los colores dela cinta, que no sabía que habían películas moradas!!
No sé si Hitler se inspiró en el doctor Caligari pero sí que manipuló el lenguaje -y con ello las conciencias- como nadie lo había hecho antes.
Excelente la entrada por combinar tantas imágenes con un texto breve pero de gran profundidad.
Enhorabuena por estos primeros artículos!!

05:53  
Blogger Ahtorn said...

Estimada Pies diminutos:

Me parece que descubres demasiado de "El Gabinete...". En cualquier caso, pocas veces he visto algo tan escalofriante como esta película. Y no sé si alguna tanto como su final, tengo esos ojos clavados.

Un saludo.

22:13  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web