18/2/07

Antes muerta que deshonrada


La señorita Else, novela breve del austríaco Arthur Schnitzler, nos cuenta las últimas horas de vida de una joven vienesa snob de finales de siglo. Empeñada en llevar una vida regalada de color rosa, entre hermoso vestidos y veladas agradables, pasa las vacaciones de verano en un hotel de la localidad alpina de San Martino di Castrozza, junto a su tía Emma y su primo Paul. Pero su realidad familiar no trascurre por buenos momentos: el padre, un conocido abogado de Viena, ha realizado una estafa para enriquecerse por enésima vez y si no recupera el dinero que ha usurpado ilegalmente, será internado en la cárcel. La madre encarga a la hija la tarea de reunir el dinero necesario pidiendo el favor al señor von Dorsday, alojado en el mismo hotel y amigo del padre de Else.

Pese a la repulsa inicial, la joven no tiene más remedio que rogar la colaboración del tal señor, y como Else es atractiva, el hombre no duda en proponer un intercambio donde ambos saquen provecho: para entregar el dinero necesario a su padre, la muchacha deberá comparecer desnuda ante él para que pueda disfrutar de tal belleza en su máximo esplendor. A partir de aquí, Else padecerá una lucha en su interior, dudará entre permanecer indiferente al problema de su padre y no ayudarle, entregarse directamente a los brazos de von Dorsday y perder su inocente pudor o sencillamente suicidarse, incapaz de resarcirse de tal deshonra, tras mostrarse desnuda ante él.

Qué mejor manera para mostrarnos los íntimos pensamientos de Else, durante unas horas tan intensas y difíciles, que usar el recurso narrativo del monólogo interior, del que será introductor en lengua alemana Schnitzler. De este modo, y sólo a través de las percepciones del personaje central, Else, nos llega el relato de los hechos, cobrando éstos menor importancia que el efecto que producen sobre la protagonista. Esta forma de representación radicalmente subjetiva (pues no hay nada menos objetivo que nuestros pensamientos íntimos, fruto de nuestra forma subjetiva de ver el mundo), requiere de un esfuerzo por parte del lector, el cual debe asumir el punto de vista del personaje y crearse una imagen de la “realidad” ficcional a partir de las opiniones subjetivas de Else. Este tipo de relatos, por último, se caracterizan por respetar la unidad de tiempo y por introducir en estilo directo y cambio de grafía lo que dicen otros personajes.

La mente de Else al descubierto nos presenta a una joven con un conflicto femenino típico de la época, mejor dicho, fruto de la moral del momento. Dentro de Else revolotea constantemente, incluso antes de la proposición de von Dorsday, la idea de la sexualidad femenina, dudando entre sus dos modalidades, reprimida o liberada. Desde luego, si Else hubiera perdido el miedo al sexo y fuese capaz de dominarlo y no de ser dominado por él, su vida no hubiese acabado tan trágicamente, pues hubiese podido tomar las riendas del asunto von Dorsday y decidir sin tabúes lo que le convenía. Schnitzler realiza, además de un retrato psicológico de una “niña bien” de la época, una crítica a la moral imperante, capaz de hacer enloquecer a una muchacha por algo que hoy nos provoca risa.

Al final de la novela, Else, incapaz de dar una solución a su conflicto, pierde los papeles en un estado de locura transitoria y se muestra desnuda ante medio hotel; asustada por las consecuencias que tal acto pueden acarrear a su reputación, hasta el momento intachable, el remedio del suicidio le parece el más apto para salir airosa del desliz.

22 Comments:

Blogger Silvio Gnisci Morgach said...

Sinceramente, me he pasado por aquí porque nos has domesticado para ello.
Muy buena la reseña, lectora empedernida.
Espero hayas triunfado en los exámenes. Ahora alimenta tus neuronas con letras, con muchas letras.

Saludos.

02:43  
Anonymous Juan Domingo said...

¿Qué tal los exámenes? Seguro que bien. Un post algo 'atormentado' para el regreso: los frutos de Schnitzler, con sus buenos conocimientos psicológicos (del psicoanálisis) y de la sociedad burguesa del pasado siglo... Un saludo.

05:41  
Blogger arqcavm said...

Me gustó la reseña que hiciste, gran valor...Saludos !!!!!!

06:23  
Blogger pies diminutos said...

Hola a todos!!!

Es una gran alegría el volver a encontrarme con todos vosotros, el estar de nuevo en casa con mi apreciada familia bloguera.

Muchísimas gracias por el interés que habéis mostrado por mis exámenes y por manifestar vuestro deseo por mi retorno. He de deciros que ha merecido la pena abandonar estas semanas el blog una vez vistos los resultados de mis exámenes, la verdad es que me ha ido muy bien.

Ahora de nuevo aquí, tratando de atraparos un poco, de que disfrutemos todos, vosotros y yo. Pero con un pequeño reajuste. La última etapa del curso acaba de empezar, y es la fundamental. Los trabajos van amontonándose y las asignaturas anuales hay que cogerselas con calma. Por un momento, contemplé la posibilidad de dejar el blog hasta el verano, pero he decidido seguir adelante con él, aunque dedicándole menos tiempo. Mi idea es actualizar el blog cada semana con una buena entrada, bien trabajada, eso sí.

Sois estupendos todos, tan atentos y fieles, me habéis sorprendido muy muy gratamente, y os estoy infinitamente agradecida. En muy buena medida regreso aquí por ese compromiso que se ha creado entre nosotros, porque echaba de menos estos encuentros. Como siempre, esto tiene sentido porque estáis al otro lado.

En fin, un abrazo fuertísimo con sus correspondientes besos.

Saludos a todos, amigos!

07:49  
Anonymous Paco said...

Enhorabona pel regrés!
És fàcil començar un blog. Però resulta molt difícil continuar amb ell; i més si hi ha una parada enmig.

Està bé la història narrada. Espere que en la nova etapa, que "parirà" entrades més llargues, dediques algun article profund als suplements literaris i les revistes culturals.

Una forta abraçada als peus, més diminuts que mai.

07:01  
Blogger Clarice Baricco said...

Interesante libro, dan ganas de leerlo.

En cuanto a tu blog, es un joya de casa que tienes, que tómate tu tiempo, tus ritmos pero deja la puerta abierta para que sigamos leyendo tus cuadros tan lindos que pones.

Hay prioridades y todo tiene su tiempo pero cuando quieras relax grato, el blog es una opción.
Tus vecinos te esperaremos.

Abrazos jovencita linda...

18:59  
Blogger FRAC said...

Bienvenida al mundo bloggeril de nuevo!

Me parece bien un ritmo pausado de posteo. Tal como planteas los temas se le puede extraer muchísimo jugo.

Me pregunto qué cursos estarás estudiando. Ah! no tenía ninguna duda de que te iría más que bien.

Nos vemos!

03:36  
Blogger pies diminutos said...

Hola Clarice!!
Muchas gracias por tu comprensión, como siempre eres muy dulce y amable. Te he echado mucho de menos este tiempo! Espero que estés tan bien como siempre. Mil besos!

Hola Frac, creo que aún no nos conocíamos... Encantada!! Estoy estudiando cuarto de Filología Hispánica en la Universitat de València. Es una carrera preciosa, preciosísima. Es increíble como a través de la litaratura se aprende tanto de la humanidad y de uno mismo.

05:11  
Blogger FRAC said...

La nueva versión de Blogger me cambió la identidad. Antes era liter o fractal.

Celebro tu regreso. Un abrazo, filóloga!

05:59  
Blogger pies diminutos said...

Ahá!!
Ya sé quién eres!!
Besos y saludos!

06:27  
Blogger memento said...

¡¡Bienhallada!!!

12:59  
Blogger pies diminutos said...

Jajaja!
Hola Danielillo, me alegra ver tu sonrisa y tu sombrero por aquí!
Besos!!

00:29  
Blogger desconvencida said...

Me alegra también tu regreso, Pies Diminutos!

Me interesa mucho esta novela, hace unos meses leí "Relato soñado" de Schnitzler, que es el origen de la película "Eyes Wide Shut" de Kubrick, y me gustó mucho el enfoque psicológico... le tenía echado el ojo a esta novela también, ¿está publicada en Narrativa del Acantilado?

06:01  
Blogger pies diminutos said...

Efectivamente, Desconvencida, ahí la puedes encontrar. Por cierto, es un placer volver a hablar contigo! Espero que todo te vaya bien.

No tenía ni idea de lo de la peli de Kubrick. Gracias, cinéfila! Y sí, para los apasionados de la psicología en literatura Schnitzler es un autor ideal para disfrutar... besos y nos leemos!

08:11  
Anonymous Alicia_Liddell said...

Srta. Pies, me alegra sobremanera su vuelta y confío en que sus exámenes hayan tenido excelentes resultados.

12:08  
Blogger pies diminutos said...

Gracias Alicia, a mí también me alegra verte paseando por aquí!!
Los exámenes me han ido muy muy bien, estou muy contenta con los resultados, gracias por el interés!

Nos leemos, besos!

13:29  
Blogger Purificación Ávila. said...

Muy interesante esta reseña, no sólo bien escrita, amiga mía, sino que además he venido a visitarte y me encuentro con tu regreso tan esperado. Mi alegría de "verte" ha sido grande. Te abrazo. Y te felicito por el resultado de tus examenes. Mereció la pena, me alegro mucho.

En cuanto al final de esta novela, sinceramente, el autor se ha buscado una salida facil para él pero difícil para su protagonista. ¿Un escándalo de este cariz puede llevar a una mujer al suicidio? No creo que fuera la única forma de desaparecer.

Claro que no he leído la novela, a lo mejor en los entresijos de la historia se puede encontrar la razón que la lleva a tomar una decisión tan drástica. Y es que si sucede a finales de siglo, -supongo te refieres al XIX-, porque en el XX eso como que no sucedía... la cosa cambia.
Lady Godiva se paseó desnuda en un caballo y pasó a la Historia por ello.

Bueno, respetemos la decisión del autor. Son sus personajes y su historia.
Besos y abrazos, tocaya.
Puri.

05:43  
Blogger pies diminutos said...

Hola Purificación, qué bueno volver a entrar en contacto contigo después de este tiempo de separación. Espero y deseo que todo te vaya de maravilla. Y gracias por tu felicitación.

La verdad es que la resolución de la protagonista de esta novelita es un tanto hiperbólica en relación con las causas que a ello le llevan. Pero supongo que el autor pretende ejemplificar algo común en su época, exagerándolo para crear mayor impacto: la problemática que encerraba para la mujer su represión sexual, las consecuencias físicas y psicológicas que acarreaba.

No olvidemos que los hombres tenían una vía de escape en las burdeles y cabarets de la época, pero que la mujer permanecía atada de pies y manos para dar rienda suelta a su sexualidad. Else es una histérica a la manera freudiana. Yo creo que el motivo subyacente que explica el comportamiento de la muchacha es el hecho de que sus instintos sexuales se han visto desde niña refrenados por "el que dirán" de la sociedad y esto, llevado a un extremo grotesco de forma deliberada por el autor, la conduce a una locura transitoria que desemboca en su muerte.

Besos, querida tocaya.

11:59  
Blogger Balcius said...

Es sorprendente lo desnuda que puede estar una persona, ¿verdad? Creo que especialmente en Viena (y en otras bellas corporeizaciones del frío).

Por alguna de esas asociaciones libres que hago constantemente, y no sé bien por qué, el absoluto desnudo de Else en esta novela me recordó en el momento al de Dorothy Valens en el film de Lynch.


A tus pies, como siempre.

09:27  
Blogger pies diminutos said...

Y más en una Viena tan tremendamente aburguesada y moralina como la de la época, una mujer podía sentirse constantemente desnuda en sociedad, por la cantidad de convenciones a cumplir y lo sometida a vigilancia que se encontraba...

Disculpa mi ignorancia en materia cinéfila, pero no sé de qué peli nos hablas!

Por cierto, Balcius, un besazo, me alegro de verte por aquí!!!

12:54  
Blogger Rain (Virginia M.T.) said...

Esa salida que ahora se ve melodrática, no sé si el autor la plantea como una rebelión delirante de la joven que no acepta en medio de su acto, quedarse como la muchacha objeto.

(Vengo del post sobre La ronda, del mismo escritor).
Salute.

13:50  
Blogger Balcius said...

(de Blue Velvet, por supuesto). Con unos años de retraso, aclaro la duda. Besos desde el futuro que ya fue.

02:38  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web