19/12/06

Aniversario de "Le magazine littéraire"

Regreso cargada y feliz del quiosco. La prestigiosa revista francesa "Le magazine littéraire" ofrece un número especial por su aniversario: 40 años de literatura. Aparte de la gozada que supone su maravilloso diseño, tanto de portada, como interior, la calidad de sus artículos y de las firmas siempre está asegurada. En este caso, se han esmerado más si cabe. El número empieza haciendo un poco de historia de la revista jugando con mostrar sus mejores portadas, ocupadas por estrellas literarias de la talla de Sartre, Voltaire, Cocteau, Foucault, Maupassant, Kafka, James, Colette... Nos adentramos, tras este suculento tentempié, en un artículo que repasa la actual situación del campo literario y señala la libertad individual que hoy reina en las letras, lejos de antiguas camarillas alrededor de gurús tipo Breton o Sartre. Y llegamos al plato fuerte de este especial aniversario:

Una selección de las mejores novelas publicadas entre 1966 y 2006 a partir de los números del "Le magazin..." que salieron cada año. Así, en 1966, y a raíz de la publicación de una traducción al francés de El Aleph, nos encontramos con una doble página dedicada al argentino Borges. En 1968 tenemos a García Márquez con sus "Cent ans de solitude". En 1982, a Umberto Eco, en 1984 a Marguerite Duras, en 1986 a Bret Easton Illis... y así hasta conformar un amplio panorama de 40 escritores (uno por cada año que cumple la revista) de toda tendencia aunque no nacionalidad (priman los franceses).

Cada artículo dedicado al escritor en cuestión se compone, primero, de un apartado dedicado a resumir los acontecimientos literarios más importantes de ese año, después, de un extracto de la entrevista realizada al autor o del artículo sobre él publicado entonces y, finalmente, de un resumen de la historia vital del libro, desde su concepción a la aparición en las librerías francesas. Pero, sin duda, el manjar más exquisito de esta indigestión de literatura lo ofrecen las fabulosas fotografías de cada uno de los 40 escritores, algunas de ellas memorables.

En fin, que los lectores aficionados al francés estamos de enhorabuena. Y que aún estoy esperando que surja en España una revista de literatura como ésta, capaz de dedicarle números a las grandes figuras sin por ello obviar a los autores noveles o minoritarios. Son inteligentes, saben que el gancho de una portada con Freud, Camus o Baudelaire atraerá a una mayor cantidad de lectores, y que luego, en el interior de la revista, pueden introducir temas o autores que de entrada no seducen. Y me reservo la otra perla que me he traído del quisco para mañana...

13 Comments:

Blogger El detective amaestrado said...

Me encantan las revistas literarias. Aquí me quedo con Letras Libres, Eñe, Hache, La estafeta de los vientos...Que pena no leer francés, esa tiene una pinta majestuosa..La grandeur, ya se sabe

13:06  
Blogger pies diminutos said...

Detective, Letras Libres es, podríamos decir, mi revista literaria de España preferida. También me gusta mucho (aunque hay números dedicados a cosas demasiado específicas que no me atraen) la revista Quimera. No sé si conoceréis Contrastes, ésta es de Cultura en general, y como diseño es una auténtica pasada, un lujazo.

En general, me quedo con los suplementos culturales de los periódicos más que con las revistas, que pecan a veces de alejarse demasiado del lector y buscar una minoría inexistente.

13:18  
Blogger El jugador said...

La verdad es que me abriste el apetito, consulté la web de la revista y tiene una pinta genial. Así que he llamado a un amigo que vive en Francia y que veré en vacaciones, para que me traiga un regalito en la maleta... el tema de las revistas literarias tiene una magia especial.

15:01  
Blogger Luis Rivera said...

Además de las que nombras hay una revista sumamente interesante, barata por suscripción, nada interesante por maquetación, pero mucho por el contenido: se trta de la "Revista de Libros", que contienen críticas de libros que se publican en el ámbito europeo y español, más. La verdad es que los articulistas que hacen esas críticas son gente muy formada, no literatos profesionales sino del ámbito cultural, del ensayo, folosofía, etc.

La revista es de la Fundación Caja Madrid y se puede suscribir a través de ARCE, que es la asociación de revistas culturales. Dentro del desalentador panorama español (quiero decir que no considero a EÑE una revista literaria en modo alguno, es un resumen editorial de textos de autores de modernidad a secas) Revista de Libros tiene una seriedad conceptual y de contenido que vale la pena.

15:14  
Blogger Antonia Romero said...

No suelo leer revistas porque, en general, siempre me han decepcionado. Esperas una opinión formada; buscas que diseccionen una obra que después de haber leído te ha dejado con ganas de saber más, de entender más, de compartir otra visión, y ¿qué te encuentras? Un articulito de contraportada. En fin, que me decepcionan. Me ocurre algo parecido con las revitas de Historia, siempre parece que el articulista ha buscado en el Google "Guerra de la Independencia" y se ha escrito un artículo que le ha costado media hora.

Me encantaría poder leer francés. Me cachis, otra cosa que no he aprendido. Y ya son tantas...

01:26  
Blogger Shangri-la said...

No soy asiduo lector de revistas literarias, sólo lo hago cuando veo que en su contenido hay algo que me pueda interesar. Hace dos meses en "Quimera" publicaron un amplio y excelente dosier dedicado a Antonio Gamoneda.

No termino de entender lo de alejarse del lector y buscar una minoría inexistente.

03:10  
Blogger Luis Rivera said...

Pies: las minorias inexistentes no existen por definición, pero las minorías imaginarios se forman a partir de la imaginnación de los editores, y se convierten en reales cuando obtienen adhesiones. Todo público es una minoría, salvo el del listín telefónico.
Sartre decía, vuelvo a mi libro admirado, que en realidad un escritor acaba componiendo su obra para un público cerrado, casi siempe el mismo y a menudo escaso. Hoy leer a Camus (otro admirado) es cosa de minoría, fíjate que ni lo escribo en plural.

03:20  
Blogger pies diminutos said...

Jugador, se me olvido invitaros a pasaros por la web de la revista para que le echáseis un ojo. Me alegro de que tú lo hayas hecho. Por otro lado, no es necesario que esperes la llegada de tu amigo para poder gozar de Le Magazine, en cualquier quiosco o librería "buena" debe estar. Aunque eso sí, si vives en un pueblo o ciudad pequeña no lo vas a encontrar... en Xàtiva no se recibe, yo la compré de un gran quisco de València.

Cierto Luis, se me olvidó hacer mención de Revista de Libros, estupenda en su contenido, pero desafortunada en su diseño, nada atractivo... como dice mi novio que es periodista, los artículos son "rejoles" (en valenciano), o sea, cada ladrillos, sin ladillos o destacados que aligeren el texto.

Antonia, ciertamente, si te acercas a las revistas literarias esperando encotrar en ellas la panacea, es un poco decepcionante, sí. Pero bueno, al menos te mantienen al día de lo que se publica y siempre encuentras algún artículo que pueda interesarte.

Shangri, sí, tengo el dossier de Gamoneda, me gustó. Y te explico mi opinión (desde luego tan válida como la de cualquiera de vosotros, no pretendo sentar cátedra). Este mes, la revista Quimera, por seguir con el mismo ejemplo, se dedica al poeta Juan Gelman. Yo no lo conocía, lo que no quiere decir que no sea archifamoso, vamos, pero es la única referencia que tengo: mi conocimiento, que puede ser mínimo, ya te digo, pero cuando veo la revista en el escaparate es lo único que tengo, ni manuales ni Internet, lo que sé, y el tal señor no me suena de nada.
Soy muy jovencita y de poco sé, pero llevó cuatro años dedicada al estudio de la literatura, charlando todos los días en mi clase con gente que sabe mucho más que yo del tema, y nunca había oído ni de pasada el nombre. Eso es malo? Es un problema? En absoluto, mira, ahora ya conozco a un autor más, genial. Pero la revista no me atrae, no me apetece gastarme 5 euros en una revista que dedica el mayor número de páginas a un autor del que en mi vida he leído ni un sólo poema. De entrada, a mí el tema del mes me aleja, no me seduce, no me atrapa. Tú podrás replicarme que todo tiene su lado bueno y que comprando la Quimera te acercarás a un autor hasta el momento desconocido por ti que quizá va y te encante. Sí, de acuerdo, y pensándolo en frío es verdad, pero de entrada, ya te digo, creo que es más cautivador dedicar el número a un autor o tema más conocidos, como los números que dedica Le Magazine a Calvino, Rilke, Zweig, Goethe, Grass, Hesse, Verlaine, Rousseau... con portadas que las ves y no puedes resistirte a comprarte la revista, valga lo que valga, porque sabes que te va a encantar. Y después, dentro, artículos sobre Gelman y sobre otros más desconocidos, pero de entrada, para invitarnos a leer la revista, si nos pones a Proust, Nietzsche, Nabokov o Cioran, seguro que nos convences para llevarnosla a casa. Yo creo que así se acerca más la literatura a un mayor número de gente (que seguramente esta no es la finalidad de Quimera, que preferirá dedicarle el número a quien quiera y se acabo, y no pasa nada) y este tipo de revista, como Le Magazine, me gusta más que las que se decantan por asuntos o autores extraños, porque esto te lo pueden meter también sin que te des apenas cuenta, en plan el "docere et delectare" clásico...

Luis, para ti también va lo que le digo a Shangri-la y perdón mi juego retórico en el ímposible oxímoron "minoría inexistente"!

07:05  
Blogger Luis Rivera said...

Piececitos, te agradezco que vaya para mi tu comentario a Shangri-la, pero debo decirte que estoy absolutamente de acuerdoi contigo. No me atraer descubrir cosas que no me han llegado por decantación, así que vamos de la amo en eso. Debo decirte, que será por años o no se, por lo que sea, prefiero releer que es leer de nuevo. Has mencionado a Cioran, en serio, no hay color entre releer a Cioran o descubrir a Juan gelman. Ya llegará el tiempo de sabe quien es, pero se me va el tiempo sin conocer mejor a Cioran, y eso es imperdonable.

07:44  
Blogger pies diminutos said...

Gracias por tu rápida contestación, Luis. Yo, por ejemplo, que lo único que sé de Cioran es todas las alabazas que de mil sitios me han llegado de él, estarás de acuerdo conmigo que es una verdadera lástima que antes de haber leído nada de Cioran, lea al tal Gelman. A lo mejor otros piensan distinto, pero yo (que aún no puedo dedicarme al arte de la relectura, pues no he leído todo lo fundamental) prefiero ser un poco selectiva, aunque no severamente, y más o menos, me gusta tener claro que antes de leer a un escritor que acaba de publicar su primera novela ayer mismo, tengo que haber leído algo de Stendhal, por poner un ejemplo que ya hemos tratado en otro post. Y si además, algún día me ganaré la vida con estos conocimientos, creo que no tengo excusa.

Por cierto, qué me recomiendas del pensador nihilista que tanto te apasiona? Podrías indicarme la obra que más te ha gustado de él, vale?

07:54  
Blogger Rain said...

Las conversaciones que surgen por cada post tuyo, son una interesante extensión, Pies diminutos.

´Me gustan las revistas. Tengo varias de literatura, editadas en Lima y otras, como Quimera, de la que has halbado, de otros países. Mexicanas, unas cuantas y una que otra en inglés.

Hay unas revistas cuyo contenido lleva secciones tituladas fuera de lo convencional Por ejmplo "Intermezzo tropical", ordenada así, en su índice:

Comienza por el título:

Intermezzo tropical
tercer round

(es que es el tercer número de la revista)

1.- Mi camisa de fuerza

.
.
.
.
(t´´itulos de artículos)

2.-Film de los paisajes/violencia y cultura.

.
.
.
.
.
.
títulos...
,
.
.

3.- Intermezzo
.
.
.
.
.
.
títulos...

.
.
4.- Las hojas de los árboles
.
.
.
.
.
.
.
.
.
títulos...

contemido.
.
.

una notable revista.

*

Un espacio aparte, le destino a las revistas de cine. Hay una escrita por gente muy joven, muy fresca: "Godard".

*



Acerca de Cioran, bien, como es uno de mis "mentores", te digo que particularmente me removió un libro
que fue incial en su proceso. lo leí después de haber leido otros como "Breviario de la podredumbre", "De lágrimas y santos", "Conversaciones con Cioran":
"El inconveniente de haber nacido".

A Cioran, se le debe leeer desprejuiciadamente. Se le aprecia, a medida que se ahonda en lo que dice. Él estaba lejos de considerarse un "guía". Cada libro suyo es la liberación
de las formas anquiloadas del lenguaje convenciola y de las exquisitices en materia filosófica.
Y querida Pies diminutos, siendo Cioran, alguien tan significativo,
no olvido a Montaigne ni a Kierkegaard.
Aunque confieso que a Montaigne lo he leido después que a Cioran.


Me alegra, llegar por tu espacio.
Abraxo y gran salute.
Hasta pronto.

13:50  
Blogger Luis Rivera said...

Supongo que te refieres a Cioran. No a Sartre, de quien realmente lo que defiendo es una obra ¿Que es la literatura?.

Cioran es para mi uno de los más brillantes ejemplo de lucidez y de sentido del humor, ambos necesarios para enfrentarse al mundo en que vivimos. Él trata de responder a una pregunta que es básica: "¿cómo se puede vivir en un mundo desquiciado?"-

Yo traté de escribir acerca de mis impresiones sobre él en un post que aparece bajo esta dirección, por si te interesara.

http://enelbosque.blogspot.com/2006/03/cioran.html

Por cierto, no estás en edad de releer porque eres una jovencita, pero al paso que llevas...

16:13  
Blogger pies diminutos said...

Rain, no sabes como se te echaba de menos por aquí, espero que te acerques más a menudo! Gracias por la descripción de tu revista, lástima que aquí no llegué... besos!

Luis, ahora me paso por tu blog para echarle un ojo a tu artículo, sé de antemano que me va a ser útil y me va a encantar!

09:28  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web