9/3/07

Los hombres y las navajas

Novio: (Entrando) Madre.
Madre: ¿Que?
Novio: Me voy.
Madre: ¿Adónde?
Novio: A la viña. (Va a salir)
Madre: Espera.
Novio:¿Quieres algo?
Madre: Hijo, el almuerzo.
Novio: Déjalo. Comeré uvas. Dame la navaja.
Madre: ¿Para qué?
Novio: (Riendo) Para cortarlas.
Madre: (Entre dientes y buscándola) La navaja, la navaja... Malditas sean todas y el bribón que las inventó.
Novio: Vamos a otro asunto.
Madre: Y las escopetas, y las pistolas, y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era.
Novio: Bueno.
Madre: Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso, con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque son de él, heredados...
Novio: (Bajando la cabeza) Calle usted.
Madre: ...y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.
Novio: ¿Está bueno ya?
Madre: Cien años que yo viviera no hablaría de otra cosa. Primero, tu padre, que me olía a clavel y lo disfruté tres años escasos. Luego, tu hermano. ¿Y es justo y puede ser que una cosa pequeña como una pistola o una navaja pueda acabar con un hombre, que es un toro? No callaría nunca. Pasan los meses y la desesperación me pica en los ojos y hasta en las puntas del pelo.
Novio: (Fuerte) ¿Vamos a acabar?
Madre: No. No vamos a acabar. ¿Me puede alguien traer a tu padre y a tu hermano? Y luego, el presidio. ¿Qué es el presidio? ¡Allí comen, allí fuman, allí tocan los instrumentos! Mis muertos llenos de hierba, sin hablar, hechos polvo; dos hombres que eran dos geranios... Los matadores, en presidio, frescos, viendo los montes...
Novio: ¿Es que quiere usted que los mate?
Madre: No... Si hablo, es porque... ¿Cómo no voy a hablar viéndote salir por esa puerta? Es que no me gusta que lleves navaja. Es que.... que no quisiera que salieras al campo.
Novio: (Riendo) ¡Vamos!
Madre: Que me gustaría que fueras una mujer. No te irías al arroyo ahora ybordaríamos las dos cenefas y perritos de lana.
Fragmento de Bodas de sangre, Federico García Lorca

18 Comments:

Blogger Llanos said...

Lorca. Uno de mis "amores". Me ha gustado darme cuenta de que he reconocido la obra en el quinto renglón: Novio: A la viña. (Va a salir).
Gracias por traérnoslo, piececitos.

Un beso, paisana.

14:05  
Blogger yuxulangjun said...

hello,I recommend to you the best browser in history,I really loved it,I hope you may want to download and try. thank you.

14:58  
Blogger pazzos said...

Silencio

18:36  
Blogger Clarice Baricco said...

Agradecida por este fragmento.
Sigue tan vigente.

Abrazos y espero que estés bien.

20:21  
Blogger Gatito viejo said...

De nuevo vuelvo a leerte. Un placer pasear con Lorca de tu mano. Me encanta ese poeta dramático. Un abrazo, Pies

09:50  
Blogger Elena said...

Me encanta Lorca. Este fragmento no tiene desperdicio. Es increíble la fuerza que siguen teniendo estas palabras. Aunque mi favorita es "La casa de Bernarda Alba", para mí la mejor de las obras de Lorca.
Un saludo

04:27  
Blogger Paula said...

Lorca...

el increible Lorca

Cualquier fragmento suyo lleva esa desesperación entre las palabras.

Y la pasión.

¿Has leido "Los sonetos del amor oscuro"?

Un abrazo, guapa

02:09  
Anonymous malambruno said...

Me encanta el fragmento. Especialmente la imagen que tiene la madre de su marido. Se adivinan sus abrazos y sus besos: su fuerza de toro, su boca como una flor, como un clavel oloroso.
Y la muerte, encerrada en esas pequeñas navajas, a la que inevitablemente están destinados los varones por el hecho de serlo -"me guataría que fueras una mujer"-
¡Ay, Lorca!
(Me encanta, pero su mundo es un mundo muy tradicional.)
Un saludo, piececitos.

14:30  
Blogger Purificación Ávila. said...

Ay, amiga, que me dejaste sin aliento. Leer a Lorca y mejor aún, ver sus obras de teatro es una pasión que me arrastra al recuerdo de grandes momentos en mi vida.
Ese desgarrador ambiente de sus obras con frases largas o cortas, da igual. Como su poesía, desde luego.
Bodas de sangre la vi en una época especial en mi vida, me trajo recuerdos... Gracias, amiga tocaya.
Besos.
Puri.

21:23  
Blogger escriptorum54 said...

Teatro. Lorca.Una gozada.

Otra tocaya.

12:11  
Blogger pies diminutos said...

Gracias a todos por vuestras palabras... estuve hace poco en el Principal de València viendo "La casa de Bernarda Alba" y al volver a casa, recuperé mi obra de teatro favorita de Lorca de entre los libros de mi estantería... releí algunos fragmentos y su poesía me lleno de tal modo que no me pude resistir a copiaros este trocito, para animar a la lectura de "Bodas de sangre", o bien, para revolver vuestras memorias... espero que haya sutido efecto en ambos casos. Un beso!

07:14  
Anonymous manel said...

Si es que donde hay,hay, y no me estoy quejando.

16:37  
Anonymous tasga said...

Poeta en NY.Se lo leo a mis alumnos...

05:14  
Blogger pies diminutos said...

Tasga, bienvenida... eres atrevida por leer a tus alumnos unos textos tan complejos como esos, aunque no sé que edad tienen, claro. Nosotros los leíamos en segundo de Bachillerato y, sí, a mí me encantaban, pero mis compañeros no pensaban lo mismo... jajaja. En fin, un saludo y gracias por pasarte!

06:27  
Anonymous tasga said...

bienvenido.Primero de la eso(las primeras orejitas)

13:13  
Blogger pies diminutos said...

Jajaja... perdona por la confusión... a veces olvidamos que las palabras acabadas "-a" no tienen porque ser femeninas... Besos!

13:17  
Blogger nomesploraria said...

Poeta en N.Y. también es uno de mis favoritos.
Te sigo leyendo.

10:20  
Anonymous tasga said...

nomesploraria , prueba con philip roth ´...

11:26  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web