21/8/07

El matrimonio es una institución criminal


“El matrimonio es una institución criminal, dijo después. Una institución pensada para que con sus lazos se ahorque uno de los cónyuges. Ese es el sentido de la sentencia: hasta que la muerte nos separe. El crimen femenino es su resultado lógico. Los suicidas como Madame Bovary o Ana Karenina, dijo Steve, son utopías masculinas. Proyecciones invertidas del terror que les provoca a los hombres captar la mirada asesina de sus mujeres. ¡Entonces las convierten en suicidas! Esas historias son cuentos de hadas para varones, fábulas tranquilizadoras, parábolas con moraleja. Cuentos contados entre hombres en la intimidad del vagón de fumar del expreso París-Moscú.
Habría que imaginar, en cambio, dijo Steve, a Madame Bovary como Raskolnikov para que las cosas mejoraran. La heroína es un criminal. Pero esos son los cuentos que se cuentan las mujeres en la intimidad de un coche cama en el expreso Moscú-París.
Un tren en la inmensidad de la noche.”

Prisión Perpetua, Ricardo Piglia
(Ilustración: Man Ray)

16 Comments:

Blogger Claudia Batista said...

Cuando lei Ana Karenina me sorprendia el que Leon Tolstoi pudiera conocer de esa manera la naturaleza femenina; me parecia que Ana vivia a traves de el y viceversa, pero cuando llegue a la escena del "suicidio" accidental de Ana me decepciono totalmente. Pense que esa no era ella ni su personalidad, sino un acto de machismo para darle "su merecido" a una mujer que se atrevio a sublevarse contra su autoridad: el hombre.

09:44  
Blogger Rain en ZQ. said...

Hola. Precisamente anoche conversaba con una reciente amiga acerca del matrimonio. Ella expresaba su abismal mirada a estar dentro de este enlace. Esa premisa de algo que será por un juramento, sea basado en el amor profundo, es como entrar a una cárcel. A la vez hablábamos del argumento que apuntan los wque defienden el matrimonio: quien se casa, no estará pensando en separarse a la primera dificultad, como si lo hacen los que conviven sin haberse casado. Y bien, lo que subyace es aquí el interés por "consagrar" socialmente un acto íntimo. Ingresarlo al engranaje de la sociedad, a la cadena de ciudadanos que se ven entre sí por mecanismos formales, para formar parte de la máquina social, legal...

Los suicidas. Las suicidas: la realidad es muy diferente en los llamados países del primer mundo. Hay aún una debilidad afectiva en la mujer suicida, no digo que sea algo absoluto, mas sí existe una carencia tremenda, alimentada por la pobreza, los abandonos, que desde niños/as han pasado. Los índices estadísticos son terribles.

O me viene a la mente Silvia Plath
que con su soledad mortal, dejó una nota antes de asixiarse con su cabeza dentro de un horno.
No sé hasta qué punto fue su acto, para ella algo fuera del desamparo o es que también lo incluía.

Vivencias potenciadoras como la escritura, la lectura, la música..., fortalecen a alguien que ha pasado sus primeros años sin eso que hace a los seres humanos, felices por instantes, como en escenas perdurables en la memoria.
Pies diminutos, como ves, tu post me ha suscitado una corriente de meditaciones que si escribiera aquí, me extendería :)

Grax por ello. Un abraxo.

12:43  
Blogger Rain en ZQ. said...

Oh. Sobre lo literario: tengo unas lecturas pendientes de Jelinek, dodne la mujer es esa heroína que subvierte los roles atribuidos a la mujer, tradicionalmente. Densa y fortísima, esta autora es un hito.

Chao.

12:51  
Blogger pies diminutos said...

Querida Claudia:

Precisamente el otro día estaba pensando en un post donde me gustaría comentar el erróneo modo de comprender y concebir la naturaleza femenina por parte de muchos de los escritores masculinos. Es verdad que muchas veces, leyendo novelas donde la protagonista es una mujer, alucinas y exclamas: ¡Pero si nosotras no somos ASÍ! Pero mejor dejo lo importante para el post antes dicho... Un saludo!



Querida Rain:

Un placer leer todas tus reflexiones, me alegra que este fragmento haya dado para tanto. En cuanto a los suicidios, puedo decirte que nunca había pensado el diferente significado que pueden tener según se den en el primer o tercer mundo, siempre que pienso en suicidas, pienso en los del primer mundo, los que precisamente tienen menos razones para hacerlo (evidentemente, habrá casos y casos, ojo).

Me has dado ganas de recuperar de mis estanterías a la señorita Sylvia. Y sobre Jelinek, sólo he leído de ella La pianista y me dejo alucinada, tiene una escritura única, muy suya.

BESOS

09:27  
Blogger memento said...

¡Menuda foto más agresiva!

13:35  
Anonymous Lord Scutum said...

Ay la naturaleza femenina...multiplicidad pura,respuestas
adioses,besos, hastanuncas
volver a abrazarnos,soñar...

Pies D,la naturaleza femenina es un hallazgo que todavía me parece un rito de paso...

00:15  
Blogger pies diminutos said...

Memento, la fotografía es impactante por el contraste que ofrece. Nos repeluzna observar un objeto que normalmente se desliza con suavidad sobre prendas delicadas transformado gracias a unas afiladas púas en un objeto peligroso. Imaginar el resultado al usar este artefacto para efectuar la actividad para la que está concebida una plancha, nos chirría mentalment. Pensamos en lo desgarrador del ejercicio. He escogido la fotografía del dadaísta Ray porque alude a una de las dedicaciones cotidianas de las mujeres a la vez que contrarresta la supuesta dulzura y paz de tal actividad con las púas metálicas, volviéndola agresiva y estridente, y convirtiendo a la vez a la mujer en un ser capaz de defenderse y sacar sus armas cuando lo considere necesario. Desearía que fuese así más frecuentemente, me preocupa mucho la violencia de la que son víctimas las mujeres por parte de sus parejas.


Lord Scutum, cuánto romanticismo desprenden tus palabras! ;-) Quizá todos sea más sencillo, y la naturaleza femenina más simple de captar, entender y satisfacer, quizá a los hombres les interese volverla oscura e inaccesible, quizá el quid de la cuestión esté en si realmente les apetece conocernos y aceptarnos o si prefieren divagar e hiperbolizar, crear "la mujer" más apropiada para sus propios intereses... es más fácil decir que somos "difíciles" y rarillas y después cruzarse de brazos que lanzarse a sondearnos tolerantemente... en fin, quizá sólo lanzo estas proclamas para hacer reflexionar un poco... quizá.

07:50  
Blogger Fackel said...

No veo por qué a los hombres nos va interesar volver la naturaleza femenina más oscura e inaccesible. ¿Es que la nuestra es más clara y accesible? Según. No generalizar, por favor. A mi me cargan y sobrecargan ciertos prototipos machos y cutres que cunden por ahí (algunas mujeres, por cierto, también los emulan a su modo y manera) Ni me identifico con ellos ni me sugieren. No creo tampoco que la multiplicidad sea propiedad femenina. Vamos a ver si la búsqueda cunde más entre todos y nos dejamos de historias. ¿Dónde nos encontraremos al final?

13:25  
Blogger Clarice Baricco said...

La foto me impactó, de por si no me gusta planchar pero ahora cada vez que tome la plancha, recordaré la imagen. Ufff....
Lo del matrimonio es toda una charla, demasiada valentía para las nuevas generaciones.

Abrazos linda.

18:55  
Blogger pies diminutos said...

Precisamente, Fackel, dónde nos vamos a encontrar? No sé si me has entendido bien antes... lo que quiero decir es que todo es mucho más fácil y simple, que ni las mujeres somos "complejas" por naturaleza, ni los hombres "simples" (creo que eso no lo he dicho nunca, pero en fin), ni los esteriotipos tienen ningún sentido (y los esteriotipos, vamos a dejarlo claro, fueron creados por hombre, aunque muchas mujeres los hayan asumido, y no nos vamos a remitir a ciertos tópicos, la "femme fatale" del fin de siglo, por ejemplo, creada por hombres asustados ante el acceso de la mujer a la altas esferas de la vida, hombres que proponen la visión de la mujer como un ser "extraño" y "peligroso", en aras de sus propios intereses, para copar ellos solitos esos puestos de honor, pero me estoy yendo del tema...).

Lo que quería decir es que basta de tópicos, que lo que existe, antes que hombres y mujeres, son personas, que yo me considero ser humano antes de hembra y que me gusta que me vean como "persona" y traten de entenderme y asumirme olvidando la cantidad de prejuicios que se desprenden de lo que tengo entre las piernas.

Al final, tantas palabras, para que veas que comparto tu punto de vista y me uno a esa búsqueda, más interesante que sentar cátedra o permanecer en añosos esteriotipos.

BESOS!

02:49  
Anonymous Lord Scutum said...

Venerada Pies Diminutos
No me gusta simplificar las cosas,quizás por mi sencillez real.
Si me evocan las mujeres múltiples jeroglíficos no es porque las vea complicadas,sencillamente tenéis una manera distinta de estar presentes, jamás os veré como veo a un hombre,porque no os puedo captar de la misma forma,tendría que complicarme un poco demasiado la vida,siento padecer esta pertinaz y errónea vision de lo femenino,pero no te voy a engañar, la mujer seguirá siendo un gran misterio para mí,perdona mi romanticismo trasnochado e inevitable, y os ruego no me encorsetéis en el tópico,dejádme ser todo lo novelero que quiera con lo femenino,aunque os parezcan divagaciones pasadas de rosca.
Te aseguro que no me cruzo de brazos ante una mujer para sondearos tolerantemente,ni tampoco pienso tanto en lo distintas que sois, sencillamente despertáis en mi ontología particular un interés distinto.

05:11  
Blogger pies diminutos said...

Lord Scutum, en ningún caso he visto irrespetuosidad o algo por el estilo en tu comentario, qué va... comprendo que tu punto de vista parte de lo estético o incluso, lo literario, que hay algo de belleza en tu modo de ver a las mujeres y nada de estúpido o descalificador, de verdad. Simplemente, partí de tu comentario, dejándome llevar por lo que me sugirió, y escribí unas líneas que han dado lugar a mi conversación con Fackel.

Te agradezco de todos modos que hayas aparecido a puntualizar lo que más arriba esbozaste, y me ha gustado ver más elaborada tu visión de lo femenino. Es verdad que es romántica, pero no posee para mí connotaciones negativas, pues carece de maldad (más bien denota cariño y admiración) y la entiendo como parte de una estética o un arte de lo femenino, concebido como puro misterio o inescrutabilidad.

Vamos, que acepto perfectamente que como un juego inofensivo o como una premisa estética se entienda a la mujer así, pero creo que debe quedar claro que en la realidad, ni las mujeres somos misteriosas, ni los hombres planos, ni viceversa, que es más cuestión de personas y personas, independientemente de su sexo. Pero que me parece estupendo que tengas esa visión romántica de la "mujer", lo peligroso es cuando esa visión se trasplanta a la vida real y quedamos nosotras como seres "extraños", cuando simplemente somos mujeres, algunas más raras, otras menos, pero en general, más parecidas a vosotros de lo que podáis creer.

09:01  
Blogger Antígona said...

Supongo que lo que los hombres temen es la venganza feminina por los siglos y siglos de sometimiento y dominio. Y se revuelven aún contra todo intento de situarnos a su misma altura, de llevar una vida autónoma al margen de ellos. Muchos casos de la llamada violencia de género así parecen demostrarlo.

Sin embargo, ¿no puede ser cierto que en algunos casos esa venganza se está haciendo efectiva? Conozco hombres divorciados cuya situación, fundamentalmente económica, tras la separación es lamentable, que deben pagar por los "delitos" cometidos por otros...

Lo peor que podemos hacer es continuar con la guerra de sexos, sea cual sea la forma que ésta adopte.

Comparto contigo esa percepción de mí misma antes como persona que como mujer. La división del mundo en dos bandos diferentes y por lo general enfrentados me lo hace sentir como un lugar menos habitable de lo que ya es.

Interesante tu blog.

Un beso

11:51  
Blogger pies diminutos said...

Antígona, tienes que permitirme suscribir palabra por palabra tu comentario, pues creo que en todas tus ideas has dado de pleno en la diana. No hay más causa de la violencia hacia las mujeres que el odio y el miedo hacia la independencia y autonomía de la mujer, la rabia y el terror hacia un probable cambio de las estructuras milenarias (hombre por encima, mujer por debajo, siempre, siempre, siempre). La razón más profunda del incremento de la muerte de mujeres en manos de varones es esta, más allá de las pequeñas causas superficiales. Estoy plenamente convencida.

Por otro lado, totalmente de acuerdo ante tu apreciación del estado ruinoso en el que quedan muchos hombres tras el divorcio, ahogados económicamente, es algo que debería solucionarse ya. Tengo para mí la opinión que lo ideal es que las mujeres trabajemos y sepamos mantenernos, (y estudiar es una paso necesario para cobrar un poco más en tu futuro empleo, por mucho paro de los licenciados que haya) aunque claro, el tema de los hijos es complicado, porque no es lo mismo mantener a uno que a tres, por ejemplo, con un sólo sueldo, además, también son hijos de "él"... Hay mucho que decir a este respecto, pero es un tema fundamental.


En fin, muchos abrazos y besos, Antígona, me alegra haberte conocido. Pásate cuando quieras!

03:22  
Anonymous Anónimo said...

Presentar una realidad dicotómica, eso se nos da muy bien a todos¿por
qué? Porque es más sencillo: a menos variantes, menos dificultad,pero la realidad, y uso esa palabra con toda la reticencia del mundo, no es esa, y no me atrevería a decir cuál pueda ser,tan solo podemos partir de un solo punto de vista, el nuestro. A este lugar desde el que
digo "yo" intento no traicionarlo simplificando las cosas y atendiendo las voces de esos Otros que también dicen "yo".
Se sigue repitiendo un discurso (hombre vs mujer, mujer vs hombre) que adquirió una importancia capital en los años sesenta, pero que hoy en día resulta caduco; las más de las veces estos discursos están atravesados por un afán revanchista que debería dejar más espacio a la reflexión y al análisis. Presuponer que se conocen las causas de todas
y cada una de las personas que deciden casarse, o relativizar tanto las motivaciones de un suicida, sea del "primer" o "tercer mundo", me
parece un gesto, si no de prepotencia , sí de ingenuidad.

Elipsis.

02:16  
Blogger pies diminutos said...

Anónimo, cuántas ideas en tan pocas palabras, muchas gracias por tu intensa aportación, la cual creo que configura un excelente broche final para todo este coloquio, por lo acertado (y necesario) de tu punto de vista y por los múltiples frentes de reflexión que deja abiertos en nuestra mente, pues me gusta terminar las charlas de un modo abierto, sin conclusión definitiva. Para poder retomarlas y seguir dándole vueltas en otro momento o lugar.

Apoyo a muerte tu idea de tener siempre en cuenta los infinitos matices de la alteridad, independientemente de sexo, edad, cultura, etc., pues ante todo somos "yos" y como indivualidades deseamos que nos traten.

Besos y hasta pronto.

06:19  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web