13/9/06

"El canto del amor", G. de Chirico


“El señor Giorgio de Chirico acaba de comprar un guante de goma rojo”: esto escribió el poeta francés Guillaume Apolllinaire en julio de 1914, tomando nota de la compra porque, añadía, sabía que la aparición del guante en las pintura de de Chirico acrecentaría su extraño poder.

En El canto del amor el guante –que como molde de la mano implica una presencia humana pero es también inhumano, un fragmento siniestramente flácido cuyo color no se parece en nada al de la carne- posee una autoridad inquietante. ¿Por qué está clavado ese accesorio quirúrgico a una tabla o lienzo, junto a una cabeza de yeso copiada de una estatua clásica, reliquia de una noble edad desvanecida? ¿Qué significa la pelota verde? ¿Y qué hace todo ello en el escenario abierto que insinúan el edificio y el tren que pasa?
Los encuentros improbables de objetos disímiles llegarían a ser un tema fuerte del arte moderno (y pronto un objetivo explícito de los surrealistas), pero de Chirico buscaba algo más que sorprender: en obras como ésta, que Apollinaire calificó de “metafísica”, quería evocar un nivel perdurable de la realidad, oculto más allá de las apariencias externas. Quizá por eso nos da una forma geométrica (la pelota esférica), un edificio esquemático en lugar de concreto, e imágenes inertes y parciales del cuerpo humano en vez de un ser vivo y mortal.

8 Comments:

Blogger Joaquín said...

Si será poderoso su arte, que a diferencia de otras pinturas, que pueden recordarme paisajes vistos, en el caso de Chirico es a la inversa. Cuando ando por la ciudad, algunas veces me digo: "este paisaje se parece a una pintura de Chirico".

08:51  
Blogger Hopeazul said...

Gracias por pasar a leerme un rato, la pintura es muy buena, te deja pensando y como lo hiciste en que significara todo lo que esta ahi, y porque esta ahi, eso es lo bueno del arte, que es un dialgo enter el artista y el que ve el cuadro aunque este dialogo se de en ocasiones tan distantes, o donde seguramente el artista jamas penso que se darian...

11:54  
Anonymous Joselito said...

Muy bien vista la interpretación. Me ha gustado más la obra con esta visión.
Gracias

17:18  
Blogger malambruno said...

Como siempre una mirada aguda y una inteligencia clara que explica con claridad lo que ve. ¿De verdad tienes veintiún años?
Por cierto, ¿Por qué "El canto del amor"?

18:52  
Blogger Clarice Baricco said...

Aprendí y eso es lo que me llena: aprender.
Leí también tus pasados textos y aprendí.
Tu casa tiene un gran contenido.
Linda.

Agradecida.

20:23  
Blogger Breo Tosar said...

Esa es la grandeza del arte moderno, hacer reflexionar.

02:17  
Blogger Paula said...

¡Cómo cambia una obra si alguien te dirige para verla!!

Sigo observando esta pintura de Chirico, que se titula "el canto del amor" y veo que me sigue produciendo la misma sensación: inquietud

Gracias por tu post

02:26  
Blogger pies diminutos said...

Joaquín, es verdad, de Chirico, como todos los grandes artistas, es capaz de crear un mundo propio diferente al real. Genial.

Hopeazul, qué importante es dialogar con el arte!

Malambruno, 21 añitos hasta el 22 de febrero... Supongo que el título de la obra es aleatorio, como muchos en el arte moderno, como la novela de Millás, "Dos mujeres en Praga", y de Praga y dos mujeres nada de nada...


Gracias, Clarice... no nos cansemos nunca de aprender, vale?


Breo, siempre reflexionar, darle vueltas a las cosas, el arte moderno es difícil y ahí está su gracia.


Paula, a mí también me inquieta, de Chirico me deja helada, me asusta, todo está tan muerto en sus obras...

04:34  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web