6/9/06

"La madre y la hermana del artista", 1893, Édouard Vuillard


En esta pintura, la madre y la hermana de Vuillard aparecen retratadas en su casa.

Su madre, una viuda que había sacado adelante a la familia dirigiendo un negocio propio tiene una presencia poderosa. Su postura es sólida y estable, su traje es la mayor forma ininterrumpida del cuadro, y su cara y sus manos se destacan sobre tonos castaños y negros y contra el extraordinario trapezoide de motas de color que describe el empapelado de la habitación.

Su hija, en cambio, casi se desintegra en esa superficie, como si las motas se hubieran organizado temporalmente en el dibujo a cuadros de su vestido. Incómodamente pegada a la pared, inclina la cabeza y los hombros como saludando a una visita, pero también, al parecer, obligada a encorvarse para no salirse del cuadro.

Esta escena de escala íntima tiene una espontaneidad engañosa.

Vuillard, basándose en la intuición imaginativa tanto como en la observación directa que propugnaban los impresionistas, construye un espacio psicológicamente sugerente: la mesa, la voluminosa cómoda, el hiperactivo papel de pared y la empinada perspectiva del suelo forman un angosto receptáculo para las figuras, y a la claustrofobia contribuyen la ligera inclinación de los ángulos, el descentramiento de la composición y la inestable postura de la hija.

Es como si el espacio entero pudiera venirse abajo sobre la señora Vuillard, fuerza dominante y hasta opresiva en la habitación (y, sospechamos, en la familia), pero también principio gravitacional que impide el desplome.

10 Comments:

Blogger Sir Alsen Bert said...

Silencio, silencio he dicho.
Sí, esa ha sido la primera imagen que me ha venido a la cabeza cuando he visto esa obra de arte.
Bernarda Alba, la vaginal Bernarda Alba.

Chapeau!

16:22  
Blogger Alicia Liddell said...

Srta. Pies, usted no analiza los cuadros, hace poesía con ellos.

Muy buena la observación de Alsen: Bernarda Alba.

03:38  
Blogger Gregorio Luri said...

Le devuelvo visita y me llevo conmigo, si a usted no le importa, su link.

05:13  
Anonymous Paco said...

Què bé que escrius, peus!
Muy fina interpretación del cuadro.
PD: ¿Para cuándo una entrada literaria sobre Muñoz Molina y su última novela lunera?

05:44  
Blogger Miguel Sanfeliu said...

En efecto, es una gozada ver cómo analizas los cuadros. Tengo una curiosidad, ¿has hecho alguna vez tus pinitos con la pintura?

Es fantástico ver a esa joven que se agacha para no salirse del cuadro.

Saludos.

08:03  
Blogger pies diminutos said...

Alsen... ¿cómo es posible que no lo pensará? Has tenido mucha lucidez viendo el reflejo de Bernarada Alba en el cuadro. Sólo le faltan el resto de hijas alredor.

Gracias Alicia.
Gracias Luri, puf! Es un honor está entre sus links, admiro mucho su blog.

Paco, Muñoz Molina es una asignatura pendiente, pero antes está esa no figurada, sino real, asignatura pendiente que culminaré este 12 de septiembre.

Miguel, me gusta el arte desde siempre pero desde los 18 años empezó a gustarme el arte moderno, el que empieza con los primeros ismos hasta aquí. Antes lo detestaba pero ahora es el anterior el que no me dice nada, salvo contadas excepciones.
Soy una autodidacta del tema porque no he hecho cursos sobre historia del arte ni nada, todo lo he aprendido por mi cuenta, comprándome libros de arte, catálogos de exposiciones y yendo a los museos de Valencia cada mes. Es un interés que fue creciendo hasta convertirse en una obsesión. Y aquí me tienes, escribiéndote estos posts que tanto te gustan. Me alegro mucho.

En cuanto a mis pinitos como artista, no sé si se pueden llamar pinitos pero a todos mis amigos les encantan. Hago collages inspirados en el constructivismo ruso y el fotomontaje dadá. Son bonitos pero claro, mis padres no los cuelgan en el salón... Quizá algún día os enseñe alguno. Gracias por interesarte. Nos leemos, Miguel.

08:27  
Blogger marcaliope said...

Saludos, gracias por comentar en mi blog. Me he paseado por el tuyo y me gusta. El comentario que haces del cuadro está muy bien, seguiré visitándote.

Hasta proto.

10:25  
Blogger Santino said...

Muy buena la descripción del cuadro. Yo aún diría más, parece que la pared está a punto de tragarse a la hermana, su perfil se desdibuja y casi se une a la pared en algunas partes.

Me encantan los contenidos de tu blog, son todos muy afines con el mío. Te seguiré muy de cerca.

Un saludo.

14:10  
Blogger Olvido said...

Buen destripe psicológico de personajes y habitat.
Un saludo

15:38  
Blogger Francisco Ortiz said...

Qué magnífica manera de poner palabras a los pensamientos: yo veo el cuadro, lo siento, pero no sé expresar lo sentido. Es opresor, sí, y da algo de miedo verlo.

05:04  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web