27/10/07

Misoginia



Encuentro este fragmento en una novela argentina escrita en 1885. Se trata de un texto que se inscribe en la corriente del Naturalismo literario y que tiene como argumento la trágica historia de un joven estanciero enfermo de neurastenia y hastiado de la vida y los placeres. Después de dejar embarazada a una adolescente que trabaja en su finca, se hace cargo de la recién nacida tras la muerte en el parto de la joven madre. El padre sufre al imaginar cuál será la vida futura de su hija por haber nacido, precisamente, marcada con un sexo al que él considera... En fin, mejor leer el fragmento. Despierta incredulidad y repugnancia por partes iguales.

"¿ (...) por qué hacerla igual al hombre, por qué atribuirle derechos que no era apta a ejercitar, por qué imponerle obligaciones cuya carga la agobiaban?

La limitación estrecha de sus facultades, los escasos alcances de sus inteligencia incapaz de penetrar en el dominio profundo de la ciencia, rebelde a las concepciones sublimes de las artes, la pobreza de su ser moral, refractario a todas las altas nociones de justicia y de deber, el aspecto mismo de su cuerpo, su falta de nervio y de vigor, la molicie de sus formas, la delicadeza de su líneas, la suavidad de su piel, la morbidez de su carne, ¿no revelaban claramente su destino, la misión que la naturaleza le había dado, no estaban diciendo a gritos que era un ser consagrado al amor esencialmente, casi un simple instrumento de placer, creado en vista de la propagación sucesiva y creciente de la especie?

¡Ah!, cuánto más sensatos y más sabios eran los pueblo del Oriente, cuánto mejor, más llevadera la suerte de la mujer bajo esas leyes, traducción fiel de las leyes naturales!

Libres de la carga de su propia libertad, sometidas al hombre ciegamente, dedicadas sólo a la crianza de sus hijos, a las tareas familiares del hogar, su intervención en las cosas del mundo no llegaba más allá, su vida entera se concretaba al espacio encerrado entre los muros impenetrables del harén y por eso precisamente eras menos desgraciadas, hallaban cómo cumplir su destino único en la tierra, tenían un dueño, un amo, un señor encargado de velar por ellas, dispuesto siempre a protegerlas."
Sin rumbo
Eugenio Cambaceres



7 Comments:

Blogger pies diminutos said...

Un pequeño olvido... la pintura que ilustra el post pertenece al pintor alemán expresionista Ernst Ludwig Kirchner, uno de mis pintores preferidos.

03:49  
Blogger Fackel said...

P.D. Sans paroles! ante el texto, suficientemente explícito (el texto y el sinfundamento del autor)

Maravilloso Kirchner (no confundir con el esposo de la nueva presidente argentina, jaj) Los expresionistas son por demás, para mi es el estilo que más me emociona estéticamente del siglo diecinueve, y mira que hay...Tienes que colgar más de ese amplio y variopinto movimiento...No han sido superados (arriesgo, pero apuesto)

16:46  
Blogger Fackel said...

Perdón, no sé por qué dije diecinueve cuando debí decir siglo veinte...uf...ando perdido en el túnerl del tiempo con esto del cambio de la hora...

16:47  
Blogger Counter-Revolutionary said...

Sí, bueno, el texto habla por sí solo. Es un caso de esos en los que el autor es malo, no sólo porque no sepa escribir, sino también a base de ser persona pacata y mezquina. Una perla del naturalismo, vaya. Zola, al menos, no era tan injusto. Incluso consiguió que a los quince años me enamorara de Naná.

06:15  
Blogger Joselito said...

Bueno, no personalicemos. El autor es el autor, no es el narrador-emisor de estas palabras.
Muy bien, pies... me recuerda a la repugnancia de Arlt, Onetti, ... ¿Nos gustará la repugnancia y el cinismo?

11:56  
Blogger pies diminutos said...

Fackel, me encanta lo de P.D., en serio, jajaja.
Kirchner y todo el expresionismo alemán, oh! Mi gran pasión, Alemania y su arte, si no hubiese estudiado literatura española, hubiera estudiado la alemana, seguro. Me pierde. En el blog dediqué una de mis primeras entradas a la gran película expresionista: "El gabinete del Doctor Caligari", el 7 de agosto del 2006. Y, venga, me apunto lo de una entrada de pintura expresionista. Besitos!!!


Counter, pues sí, la novelita en sí es toda una perla del movimiento, muy recomendable para sus amantes fieles. Al mismo tiempo, es interesante la aportación de Jose, quien habla aquí no es Cambaceres sino el narrador intratextual. Probablemente Cambaceres pensase igual, pero eso no lo sabemos. Lo que no quita la mezquindad de las ideas. "Naná", otro libro pendiente... uf!


Sí que nos gusta la repugnacia en arte, Jose, sí... después de todo, en el arte está lo mejor y lo peor del hombre, el abanico de sus dos extremos... y el feísmo, por ejemplo, nos seduce a veces con una fuerza irresistible... pero siempre, detrás de todo, nuestra conciencia crítica ha de poner las cosas en su lugar... las ideas de este texto, fuera de él, NO deben existir!

12:34  
Blogger Peggy said...

Buen cuadro , expresionismo aleman , Die Brucke

06:33  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web