1/9/06

Expansión y concentración en Borges


Dos son los cuentos que enmarcan significativamente la recopilación de relatos que da forma a “El Aleph” de Jorge Luis Borges. Y dos son las figuras epistemológicas que uno y otro relato nos presentan para dar coherencia a todo el volumen: el laberinto y el Aleph. Dos modos de entender el espacio para el autor argentino.

El relato de apertura, “El inmortal”, parte del tópico encuentro de un manuscrito y acaba forzando la verosimilitud de la historia a base de abrumar con datos exactos al lector, desconcertado en relación a la autenticidad o no del relato (como es habitual, por otra parte, en Borges).

En “El inmortal” se nos muestra la cara más fatídica y deplorable de aquello por lo que tanto ha luchado y lucha el hombre: la inmortalidad. El hastío de la repetición infinita hunde en la miseria vital a un ser tan imaginativo y genial como Homero. El protagonista reconocerá que la belleza y el patetismo de los seres humanos reposa en su condición mortal.

Pero si hay un elemento destacable y simbólico en el relato es la figura del laberinto, ese edificio construido para despistar al hombre, sin más objetivo que demorar el objetivo. Es un espacio peculiar, porque se conforma en expansión y tiende a ser infinito, inacabable.

El relato de cierre, “El Aleph”, por el contrario, nos presenta un extraordinario hallazgo espacial, el de un punto exacto en todo la Tierra donde es posible la máxima concentración del mundo. Este punto (Aleph significa “punto” en árabe) suspendido en el espacio contiene toda la sabiduría de la mirada de Dios.

El libro de Borges se asienta, pues, entre dos modos de entender el espacio. La máxima extensión donde el hombre se pierde, la mínima concentración donde es posible encontrar hasta la sabandija más oculta de la tierra.

8 Comments:

Blogger Isabel Romana said...

Hola pies diminutos. Veo que somos casi paisanas (yo vivo en Valencia) y tenemos aficiones comunes. Me alegro de haberte encontrado.

13:59  
Blogger Breo Tosar said...

Yo también me alegro por haberte encontrado en este laberinto, y espero seguir las huellas de tus pies diminutos para no perderme.
Por cierto, muy acertada la correspondencia entre los cuentos de Borges y el cuadro de Mondrian.

02:11  
Blogger Alberto said...

Muy buenas pies diminutos, he visto tu comentario en mi blog y he venido rápidamente a devolverte la visita. Así que fan de los secretos y duncan dhu? increible, no hay mucha gente menor de 25 que conozca algo de los secretos, a parte del mítico "déjame"; tienes razón son los mejores, para mí no son un grupo, son El Grupo, y duncan dhu no se queda atrás, también son geniales. Salinas también es para mí el mejor poeta del amor y Delibes me encanta, aunque no he leido tu libro preferido de él, a mí el que más me gusta es "señora de rojo sobre fondo gris"; de Ortega hablaremos con calma porque solamente con un capítulo de "la rebelión de las masas" ya tenemos para rato.
Bueno que no se corte la comunicación, estamos en la generación blog, como la llama Breo en su espacio. Por cierto, tiene nombre pies diminutos? es que este se hace un poco largo para responder, aunque quizás prefieres el anónimato. Estaré atento a lo que nos digas.

Un fuerte abrazo y salU2!!! (U2 otro grandísimo grupo de música!!!)

04:13  
Blogger Miguel Sanfeliu said...

Muy acertados comentarios sobre Borges.
No quiero abusar de los elogios. Estoy leyendo varias entradas de un tirón. Eso lo dice todo.
Saludos.

08:09  
Blogger pies diminutos said...

Breo, sí, la verdad es que estoy bastante orgullosa de la elección de ese cuadro para el comentario sobre Borges, me costó encontrar el adecuado, pero valió la pena, eh?

Miguel, cuánto me alegra que te guste el blog, en serio. Muchas gracias por tu amabilidad!

15:04  
Blogger Balcius said...

Apis, Dios egipcio. En realidad ese es el origen de la letra Aleph, primera del alfabeto hebreo y árabe, hermana del alpha griego, todas ellas descendientes del jeroglífico Ahom egipcio.

El descubrimiento de la palabra "punto" en árabe es muy interesante, pero sospecho que no estaba en el ánimo de Borges sacar esa referencia. Más tiene que ver con lo que sugieres en el título (expansión y contracción), dos operaciones fundamentales del álgebra transinfinita de Kurt Gödel, Max Zorn, y por supuesto el primero de ellos: Georg Cantor, quien usó precisamente, para definir el primer ordinal transinfinito... el símbolo "Aleph".

En el código cabalístico, y por pálido reflejo en la tradición cristiana también, Aleph es el comienzo de todo, y a su vez el resumen de todo, un punto que es a su vez el infinito, y tanto la moderna cosmología en sus teorías más complejas como la matemática transinfinita recogen estos conceptos, también manejados por algunos artistas de forma más intuitiva(ver por ejemplo M.C.Escher). De todas formas, lo bonito de El Aleph de Borges es la naturalidad con la que uno entra a explorar ese infinito cosmos que encierra todo el espacio y todo el tiempo, y que toda una vida no bastaría para explorar siquiera en su más insignificante fragmento. Pero pensemos que toda una vida no llegaría para explorar la Biblioteca de Alejandría, o siquiera la Biblioteca Nacional, tal vez ni siquiera la vida de una persona y todos sus recuerdos, como se puede ver en "Funes el memorioso"... Hay muchos ejemplos de Aleph, y de hecho, tantas posibles lecturas hacen de cada cuento de Borges todo un universo que es imposible agotar, por breves que sean.

18:02  
Blogger Balcius said...

Fantástico Mondrian... el jardín de los senderos que se bifurcan. Empecé a entenderle cuando ví sus árboles rojos, su forma de capturar el aire entre las ramas, o el hecho mismo de las ramificaciones, todo lo que delimita de luz y hueco, sin necesidad de pintar ya el árbol.

Delicioso.

18:04  
Blogger pazzos said...

¡Qué culta es la gente de tu blog! Me dejan pasmado, en serio.

Aleph fue mi nick en otra vida anterior en el ciberespacio, cuando las conexiones eran lentas, caras y escasas. Pese a ello, Me parecía que el Aleph que describió Borges ya había llegado.

14:17  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web