10/11/06

Versos del 27


La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

Lorca

No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta,
cuya respuesta no existe

Cernuda

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Salinas

¿Adónde va esa mujer,
arrastrándose por la acera,
ahora que ya casi es de noche,
con la alcuza en la mano?

Dámaso

Se querían.
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.

Aleixandre

(Man Ray)

17 Comments:

Blogger Rain said...

Los poetas del 27 comulgaban entre sí, eran amigos, con esa amistad que todo lo torna encuentro y puentes.

Después de leer lo que ahora ofreces, quedan ecsenas expresionistas, un paisaje, el abrazo de los amantes, la evocación, el misterio, el trayecto.



Gracias.

13:10  
Blogger pies diminutos said...

Gracias Rain, por percibir exactamente esas sensaciones que yo trato de transmitir.
Eres tremendamente perspicaz y sensible.

13:14  
Blogger Llanos said...

Gracias por esos versos, piececitos :-)

Un beso

14:00  
Anonymous Luis Rivera said...

Dos versos de Salinas resumen para mi una de las más bellas imágenes de amor que se han escrito en la generación del 27, y probablemente en español. El poema es en si maravilloso, pero los dos versos iniciales tienen tal fuerza e inspiración, que resumen en una imagen imposible todo el sentimiento imposible:

"Que paseo de noche
con tu ausencia ami lado..."

17:52  
Blogger pies diminutos said...

Luis, Salinas es mi poeta del amor preferido! Aprendí lo que era poesía amorosa gracias a él.

Me identifico mucho con su forma de concebir y vivir el amor, simplemente con abrir su "Razón de amor" o su "La voz a ti debida" y leer el primer poema que pille, ya me identifico con lo que me cuenta, lo entiendo y lo he vivido o vivo. Es sorprendente!

02:52  
Blogger Olvido said...

¡Que diminuta frescura!

Gracias Pies

04:12  
Blogger Isabel Romana said...

Una selección muy bella y muy personal. Te felicito.

09:11  
Anonymous Juan Domingo said...

Yo creo que Cernuda fue uno de los más grandes poetas del 27, aunque en mi historia personal ocupa el trono de la memoria el Salinas de 'Razón de amor' y 'La voz a ti debida'. Pero creo que es magnífica tu selección. Me recuerda una entrevista que le hice a José Ángel Valente, en 1996, en la que afirmaba: "Cernuda es el poeta más importante de la Generación del 27" y otras cosas como ésta: "Si yo reduzco la Generación del 27 a dos poetas importantes, ¿por qué no voy a reducir la del 50 a poeta y medio?".
En fin, perdona la cita tan larga. Besos.

11:25  
Anonymous Paco said...

Yo, por mi parte, me alegro de volver a leer estos ya clásicos versos y tengo que confesar que echo de menos aquella poesía con rima y tradicional.
Las vanguardias, en la poesía, no me convencen en absoluto.

Por cierto, recuerdo un poema de Lorca no muy conocido: Prendimiento de Antoñito el Camborio en el camino de Sevilla. Y, por supuesto, su continuación: Muerte de Antoñito el Camborio. Los dos publicados en el Romancero Gitano, su mejor libro desde mi punto de vista.
Recuerdos.

12:19  
Anonymous paco said...

Aquí dejo los poemas recomendados, si a nadie molesta:

PRENDIMIENTO DE ANTOÑITO EL CAMBORIO EN EL CAMINO DE SEVILLA

A Margarita Xirgu


Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
con una vara de mimbre
va a Sevilla a ver los toros.
Moreno de verde luna
anda despacio y garboso.
Sus empavonados bucles
le brillan entre los ojos.
A la mitad del camino
cortó limones redondos,
y los fue tirando al agua
hasta que la puso de oro.
Y a la mitad del camino,
bajo las ramas de un olmo,
guardia civil caminera
lo llevó codo con codo.

*
El día se va despacio,
la tarde colgada a un hombro,
dando una larga torera
sobre el mar y los arroyos.
Las aceitunas aguardan
la noche de Capricornio,
y una corta brisa, ecuestre,
salta los montes de plomo.
Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
viene sin vara de mimbre
entre los cinco tricornios.

*
Antonio, ¿quién eres tú?
Si te llamaras Camborio,
hubieras hecho una fuente
de sangre con cinco chorros.
Ni tú eres hijo de nadie,
ni legítimo Camborio.
¡Se acabaron los gitanos
que iban por el monte solos!
Están los viejos cuchillos
tiritando bajo el polvo.

*
A las nueve de la noche
lo llevan al calabozo,
mientras los guardias civiles
beben limonada todos.
Y a las nueve de la noche
le cierran el calabozo,
mientras el cielo reluce
como la grupa de un potro.

---------------

MUERTE DE ANTONIO EL CAMBORIO

A José Antonio Rubio Sacristán


Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrella clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.

*
Antonio Torres Heredia.
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
Hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban,
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
¡Ay, Antoñito el Camborio,
digno de una Emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.
¡Ay Federico García,
llama a la guardia civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz.

*
Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rubor cansado
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir.

12:23  
Blogger Clarice Baricco said...

Intensidad y pasión en cada uno de ellos.
Para esta noche de lluvia otoñal, los saboreo lentamente, recuerdo y deletreo a Cernuda.

Abrazos nocturnos

22:34  
Blogger pies diminutos said...

Gracias Juan, también para mi vida personal ha sido indispensable la poesía de Salina (como le digo más arriba a Luis). No ha habido otro que le cante al amor como él.

Aunque sí, la tendencia actual es a considerar a Cernuda como el mejor del 27 (mis profes de la Universitat no se cansan de señalárnoslo). A mí me gusta, claro, pero la verdad es que no es de mis favoritos... tendré que ir contra la tendencia :-)

Paco, gràcies per recordar els teues poemes, xicotet. Ens has portat la poesia tradicional de Lorca i ens has desintoxicat de tanta metafísica i complexitat. Besos!

Clarice, allí también estáis en otoño, pero no entraréis en el invierno sino en el verano, no? Entonces es nuestra primavera! Qué hermoso!

02:08  
Blogger El detective amaestrado said...

A mi eso de vivir en los pronombres me fascina...Convertirme en el "tú" de alguien en el "él"...

02:14  
Blogger pies diminutos said...

Hola detective, pues a mí esa idea también me ha hecho siempre mucha gracia. De hecho, resume bastante bien la poética del autor, donde los pronombres de primera y segunda persona tienen una presencia y relevancia significativas.

02:25  
Blogger Paula said...

ay piececitos, cómo coincidimos en gustos en esto de la poesía...


en fin

un besito y gracias por esta breve selección

04:53  
Blogger liter-a-tres 3 said...

Yo me quedo con Cernuda. Me siento atrapada por su musicalidad desde la primera frase. Este fragmento que adjuntas, por ejemplo, me parece perfecto.

En cuanto a un comentario de juan domingo: he leído con admiración sus palabras. Saber que entrevistó a Valente me emociona.

05:10  
Blogger pies diminutos said...

Paula, es genial eso de la coincidencia poética, eh? Jajaja!

Liter, una fan de Cernuda! Gracias por tu comentario, besos!

08:04  

Publicar un comentario

<< Home


Estadisticas web